3 tips que te ayudarán a tener un piel de 20 después de los 40.

Limpia tu rostro.

La suciedad, las bacterias y el maquillaje que queda en la noche a la mañana pueden irritar la piel, obstruir los poros y provocar brotes. Retire esta capa superior de suciedad con un lavado de cara suave (la piel debe sentirse agradablemente apretada durante 10 a 15 minutos después de la limpieza), lo que también permite que el cuidado de la piel antienvejecimiento penetre más profundamente para obtener mejores resultados. Evitar lavar tu rostro más de dos veces al día, ya que con el tiempo la producción de aceites naturales irá disminuyendo y esto resecará tu piel y hará que las arrugas se vean más pronunciadas.

INTERNA 1-1

Cuídate del sol religiosamente

Si quieres tener una piel más joven, nada es más importante que usar protector solar (idealmente, FPS 30) todos los días. Incluso 10 minutos de exposición diaria a los rayos UV pueden causar cambios que llevan a arrugas y manchas solares en tan solo 12 semanas. Si tu humectante no está formulado con un filtro solar SPF 30 de amplio espectro incorporado, asegúrate de aplicar uno diariamente para bloquear esos malignos rayos.

INTERNA 2-2

Aprende a manejar el estrés

Los trastornos emocionales pueden hacer que tu piel luzca 5 años mayor que tu edad cronológica. La ansiedad constante aumenta la hormona del estrés cortisol, que causa inflamación que descompone el colágeno. También provoca una cadena de respuestas que pueden provocar enrojecimiento facial y brotes de acné. Evita la inflación comiendo alimentos ricos en antioxidantes, como las bayas, las naranjas y los espárragos. Cuando te sientes tensa, tómate unos minutos de respiración profunda: inhalar por la nariz, mantener durante 3 segundos y exhalar por la boca.

INTERNA 3-3

Tu piel es tu carta de presentación así que trátala como se debe y no las dejes envejecer tan pronto. Descubre estos y más consejos de belleza en www.masquebelleza.com