5 consecuencias terribles de saltarte las comidas

¿En vez de desayunar duermes?, ¿en vez de comer vas al gym?, ¿en vez de cenar ves la TV?, deberías tener cuidado.

Mientras que la reacción de tu cuerpo a saltarte comidas dependerá de la edad, salud y dieta, el acto de no hacer las comidas completas puede iniciar una serie de procesos negativos en tu cuerpo.

Estas son las 5 consecuencias de saltarte las comidas.

  1. Puedes enfermarte fácilmente

Después de hacer ejercicio, cuanto más tiempo pospongas el reabastecimiento de combustible, mayor será el riesgo de dolores de cabeza, fatiga, hambre e incluso infección. Por otro lado, comer proteínas y carbohidratos dentro de las 2 horas después del ejercicio repone las reservas de energía de tu cuerpo y proporciona la materia prima para construir músculo nuevo.

  1. Puedes perder peso, pero con un pequeño problema

Perder peso saltándote las comidas es algo muy difícil, el peso que pierdes puede provenir del músculo y no de la grasa, lo cual no es ideal, si quieres mejorar tu figura deberías comer más en vez de dejar de comer.

  1. Puedes perder nutrientes

Cuando te saltas comidas corres el riesgo de deficiencias de nutrientes relacionadas con la fatiga, la mala función mental y otros problemas de salud. Si constantemente estás ayunando, consulta con un profesional de nutrición para asegurarte de que estás recibiendo suficientes proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales en tus comidas.

  1. Puedes compensar las comidas perdidas con comida chatarra

Las personas que van a los supermercados entre las 4pm y las 7pm normalmente seleccionan productos con un alto contenido calórico. Cuando omites comidas tu cuerpo empieza a desear lo que sea para obtener energía. 

  1. Puedes enfermarte con mayor facilidad

Las mujeres que se saltan el desayuno regularmente tienen un 20% de más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, el cuerpo necesita ser alimentado regularmente para mantener niveles saludables de lípidos en la sangre como el colesterol, hormonas como la insulina y la presión arterial normal.

¡Es tiempo de preocuparte por tu salud!