Así eran los cuidados de belleza en la antigüedad

El concepto de belleza está íntimamente relacionado con la noción de salud y por lo tanto de fertilidad.

Así, en la historia de la humanidad ha existido una preocupación latente por parte de la mujer por mantener un aspecto de belleza acorde a los cánones que comparte en su época.

Los tratamientos de belleza de la antigüedad se basaban en compuestos de ingredientes naturales que ayudaran a mantener la piel firme, el pelo brillos y los labios perfectos.

Para la piel, las mujeres en la antigüedad acudían al uso de la leche y la miel para conseguir una piel perfecta, este tratamiento fue popularizado por Cleopatra y hasta hoy es un principio cosmético en los tratamientos modernos.

Otro tratamiento recurrente es el que hace uso del barro, al que se le atribuyen una serie de propiedades que mantienen en buena forma a nuestra piel.

Para el pelo, en la Grecia antigua se recurría a grasas animales para fortalecer el cuero cabelludo y tener una cabellera sana. Esta práctica se extendió a otras regiones del mundo con los años.

El color rojo de los labios es muestra de sensualidad que nació hace cientos de años y en la antigüedad lucir labios de color rojo era posible gracias a la mezcla de varios ingredientes naturales entre los cuales estaba la arcilla roja, el bromeo manita y hasta henna, aquí una vez más la referencia más importante fue Cleopatra.

Muchas cosas han cambiado desde la época antigüa hasta nuestros tiempos, pero la decisión de mantener la belleza en nuestra apariencia continua y gracias a la tecnología hoy en día tenemos a la mano muchos tratamientos que eran imposibles en la época de Cleopatra..

Si estás  interesada en saber más de los tratamientos y procedimientos estéticos que te harán ver y sentirte más joven y bella, te recomendamos que acudas a tu médico especialista y preguntes por las opciones disponibles, estamos seguras de que hay un tratamiento perfecto para ti.