Consejos para administrar mejor tu tiempo

¿Sientes la necesidad de ser más organizado y más productivo?, ¿Pasas tus días en un mar de actividades y luego te preguntas por qué no has logrado nada? Tal vez necesitas administrar tu tiempo, te ayudará a aumentar tu productividad, mantenerte tranquilo y concentrado.

Sigue estos consejos y tu vida cambiará por completo.

Date cuenta de que la administración del tiempo es un mito: Esto es lo primero que debes entender sobre la administración del tiempo, no importa cuán organizado seas, siempre hay 24 horas en un día. El tiempo no cambia, lo único que puedes administrar es a ti mismo y lo que haces con el tiempo que tienes.

Crea objetivos de gestión del tiempo: Un buen lugar para comenzar es eliminar tus desperdicios de tiempo personales, durante una semana, por ejemplo, establece un objetivo para que no usar tu celular en cosas que no estén relacionadas con el trabajo.

Implementar un plan de gestión del tiempo: El objetivo es cambiar tu comportamiento a lo largo del tiempo para lograr cualquier objetivo general que hayas establecido para ti, como aumentar tu productividad o disminuir tu estrés, no solo debes establecer tus objetivos específicos, sino rastrearlos a lo largo del tiempo para ver si los está logrando o no.

Usa herramientas de administración de tiempo: El primer paso para administrar físicamente tu tiempo es saber hacia dónde vas ahora y planificar en qué vas a dedicar tu tiempo en el futuro. Un programa de software como Outlook, por ejemplo, te permite programar eventos fácilmente y puede configurarse para recordarte los eventos con anticipación, facilitando la administración de tu tiempo.

Prioriza despiadadamente: Debes comenzar cada día con una sesión para priorizar las tareas para ese día y establecer tu punto de referencia de rendimiento. Si tienes 20 tareas para un día determinado, ¿cuántas de ellas realmente necesitas lograr?

Establece rutinas y cumple con ellas tanto como sea posible: No es fácil pero será mucho más productivo si puedes seguir rutinas la mayor parte del tiempo, para la mayoría de las personas, crear y seguir una rutina les permite llegar a las tareas del día en lugar de desperdiciar el tiempo.

Adquiere el hábito de establecer límites de tiempo para las tareas: Por ejemplo, leer y responder un mail puede consumirte todo el día si lo permites, en su lugar, establece un límite de una hora por día para esta tarea y apégate a ella.

No pierdas el tiempo esperando: Desde reuniones de clientes hasta citas con dentistas, es imposible evitar esperar a alguien, pero no es necesario que te sientes y muevas tus pulgares, la tecnología hace que sea fácil trabajar donde quiera que estés, tu tablet o teléfono inteligente te ayudará a mantenerte conectado. Puedes leer un informe, consultar una hoja de cálculo o planificar tu próxima campaña de marketing.

Tu tiempo pertenece a ti: Y aquí está el consejo más importante sobre administración del tiempo, Tú puedes tener el control y lograr lo que deseas lograr, una vez que te hayas enfrentado al mito de la administración del tiempo y hayas tomado el control de tu tiempo.