La manera correcta de usar rellenos

Los rellenos faciales no deberían ser una cuestión para temer, ¡al contrario! Son una herramienta fascinante para las intervenciones cosméticas sin cirugía, a demás de ser un procedimiento poco invasivo, la recuperación es inmediata y prácticamente nula. Siempre que hagamos una intervención debemos saber todos los pasos que implica un procedimiento, pues más allá de efectos secundarios o contraindicaciones, cada cuerpo es diferente y reacciona distinto.

Aquí te decimos cuales son las formas correctas para utilizar rellenos faciales.

¿Para qué son?

Se utilizan para ‘rellenar’ líneas de expresión o arrugas, reemplazar la pérdida de volumen facial, corregir otras irregularidades de la piel y mejorar la calidad de la misma. Al inyectarla produce una relajación temporal de los músculos estriados.
MQB-RELLENOS-01

Pero ¿Qué son los músculos estriados? El tejido muscular estriado es un tejido de color rojo oscuro debido a su rica vascularización. Está distribuido a lo largo de todo el cuerpo, envolviendo el sistema óseo y formando el corazón. Es decir, se encuentran en todo el cuerpo, pero en su mayoría son músculos voluntarios con capacidad de contraerse, tensarse y estirarse. 

Médicamente hablando, hay una sencilla fórmula: de la mitad de la cara para abajo lo que más se aplica son los rellenos y de la mitad de la cara para arriba se aplica más toxina botulínica.

MQB-RELLENOS-02

      Precauciones antes del tratamiento

  • Es muy importante mantener la cabeza erguida las 4 horas posteriores a la inyección
  • Podemos estar de pie, sentadas o caminando, pero siempre con la cabeza recta. Durante estas cuatro horas no se puede inclinar la cabeza, ni ladearla ni tumbarse
  • El día de hacer la inyección, no se puede hacer ningún ejercicio físico vigoroso. Los cinco días posteriores al tratamiento
  • No se puede tomar aspirina ni entrar en saunas o zonas de mucho calor.

 

MQB-RELLENOS-03

Una se las indicaciones importantes es no utilizar los materiales de la armonización en el embarazo, alergias graves o infecciones.

Lo mejor es ir con un médico certificado que te explique cual es el mejor procedimiento para ti. Cuidar de ti es la mejor inversión que puedes hacer, informarse y utilizar productos de calidad te aseguraran el rostro perfecto sin ningún riesgo.