Belleza y Estilo de Vida

Antes y después de la armonización facial

03.09.2019

Al realizarnos tratamientos estéticos es obvio que varios cambios sucederán y eso no
significa que cambie la esencia de tu persona, sobre todo en el caso de la
armonización facial. El objetivo de este procedimiento no tiene nada que ver con un
cambio físico drástico o el aumento de alguna parte del rostro.
Pero primero definamos que es la armonización facial. Es un conjunto de
procedimientos que al combinarse mejoran la simetría del rostro. No se trata de
mejorar arrugas, se trata de mejorar la expresión del rostro, también cubre aspectos
como la forma de los labios, la dirección en que caen tus cejas pueden facilitar la
percepción de simetría
Y es que a través del tiempo se ha demostrado que la simetría se percibe como un
elemento de atracción entre los seres humanos. Y se corrigen expresiones de sueño,
enojo, tristeza, etc.

No solamente pasas por cambios físicos el realizarte una armonización. También los
procesos emocionales. Por ejemplo. Definitivamente lucir un rostro más atractivo
genera una alta en el autoestima y mas seguridad sobre el lenguaje corporal. Al final
todo resulta en más confianza en general.
Los puntos clave que van a cambiar dependiendo del tipo de armonización que se
requieren son el mentón, los pómulos, labios, papada, ojos y nariz. Puede aumentarse
o corregir ciertos ángulos que no son favorecedores para tu tipo de rostro: por ejemplo
pude aumentarse el grosor de los labios o lucir pómulos más prominentes.

Pero lo mejor es que se pueden modificar todas estas zonas sin necesidad de una
cirugía o permanencia hospitalaria, ni siquiera es imperioso tener tiempo de reposo y
son procesos rápidos. Estamos hablando de diferentes técnicas de corrección y
rellenos no invasivos.

Lo mejor es que existen hasta con diferentes tipos de permanencias y materiales
según las expectativas y deseos que tengas sobre el tratamiento.se trata de pequeñas
inyecciones en capas no muy profundas de la piel de las cuales no se necesita
recuperación o anestesia si no quieres colocarte.

Los más comunes y efectivos son el ácido hialurónico y la toxina botulínica que también
se usan para efectos de rejuvenecimiento, son materiales de una permanencia a
mediano plazo . duran de 1 a 2 años. Por si no te gustan los resultados puedas dejar
de hacerlo y sin ningún problema regresas al estado natural de tu rostro.
Los cambios que genera una armonización facial te dejan muy buenas sensaciones y u
rostro radiante y lleno de vida.