Tendencias de la Belleza

¿Cómo cuidar tu cabello con productos naturales?

25.02.2019

La mayoría de estos productos que se te ofrecen en el mercado tienen agentes químicos que, a la larga, te pueden afectar. En cambio, puedes usar los productos naturales sin problemas ni temor a futuras consecuencias. También puedes tener una dieta nutritiva y estilo de vida saludable. Bebe mucha agua y asegúrate de incluir proteínas en tu dieta, La vitamina A es un nutriente vital que promueve el crecimiento de cabello, por lo tanto las verduras de hoja verde, zanahorias y aceite de hígado de bacalao deben ser incluidos también en tu régimen de dieta

El aloe vera puede darle una nueva vida a la apariencia de tu cabello y a la forma en cómo se siente, solo aplica una pequeña cantidad de gel de aloe vera en vez del acondicionador para el cabello que utilizas regularmente, deja que repose en tu cabello por un minuto o dos y luego enjuágalo. Si haces esto regularmente, veras los efectos beneficiosos de este tratamiento natural. Y si lo que quieres es añadir volumen a tu cabello puedes hacerlo al aplicar el gel de aloe vera como una máscara para el cabello y dejarlo reposar por unos 30 minutos, y luego enjuagarlo.

Mantén tu cuero cabelludo limpio y libre de aceite, el lavado del cabello debería ser bastante frecuente, dependiendo de lo aceitoso de tu piel, así como de la exposición al polvo y a la tierra. Pero tampoco es bueno lavar tu cabello todos los días, debido a que puedes quitarle sus aceites naturales, los cuales son esenciales para el crecimiento del cabello. Así que, trata de encontrar tu propio equilibrio. Normalmente, los intervalos saludables para lavar el cabello varían desde tres días hasta una semana, dependiendo de tus necesidades.

Si deseas tener un cabello más brilloso, calienta un poco de aceite de oliva en baño maría, aplícalo en el cabello húmedo, envuélvelo en una gorra de plástico y déjalo reposar por treinta minutos. Si tu cabello esta dañado y seco, solucionálo con una mascarilla de aceite de almendras y miel, déjala reposar por treinta minutos y enjuaga. Si quieres conseguir un cabello fino y sedoso, aplica después del shampoo un poco de acondicionador y después envuélvelo con papel aluminio durante veinte minutos; para finalizar, enjuágalo con agua tibia.

Para hidratar las puntas de tu cabello, calienta en un recipiente una cucharadita de aceite de almendras, una de oliva y una de ricino. Aplica la mezcla en las puntas de tu cabello y déjala actuar durante 20 minutos. Después enjuaga. Para la caída del cabello existen varias opciones, una de ellas es hervir berros y aplicar el agua ya fría en las raíces del cabello; otra opción es frotar el cuero cabelludo con sal marina antes de lavarlo, para después cepillarlo detenidamente. No cepilles tu cabello mojado porque puedes romperlo. Y también trata de evitar el uso del secador. Es mejor dejar que tu cabello seque naturalmente, especialmente en esos días más calurosos.