Tendencias de la Belleza

Productos que dañan tus pestañas

25.02.2019

El número de pestañas del ojo humano es entre 100 y 150 en el párpado superior y entre 60 y 80 en el inferior. Tienen una estructura similar a la del cabello y están formadas por escamas de queratina lo que las hace flexibles y resistentes. Su coloración es debida a la melanina y crecen muy lentamente, de manera casi imperceptible.

Todos los días sometemos a las pestañas al acto de maquillar y desmaquillar. Con buenos productos y buenos hábitos, no habría problema. Pero no siempre todo es ideal. El maquillaje de ojos tiene cada vez una mayor fijación y, cuando la tendencia apuesta por tonos oscuros, como es el caso, cuesta más quitárselo. Retirar las sombras y la máscara frotando, utilizar rímel de mala calidad comprado en bazares o mercadillos, usar rizadores sin conocimiento e incluso el uso continuado de cosméticos pueden provocar un debilitamiento y caída de las pestañas.

Una de las razones por las que se dañan tus pestañas es por rizarlas cuando tienen rímel, al estar cubiertas por una capa seca de rímel y usar el enchinador de pestañas, provoca que se quiebren, recuerda siempre enchinarlas y después pintarlas. El rímel contra agua también puede dañar mucho tus pestañas, aunque uses un desmaquillante suave para eliminar los productos resistentes al agua siempre será necesario frotar más la zona, lo que debilita tus pestañas. Utilízala rímel contra agua solo en ocasiones en las que sea seguro que tu cara se mojara.

Si no mantienes una higiene adecuada en las pestañas, igual que sucede con los poros o el vello del resto del cuerpo, los folículos pilosos se pueden obstruir, ya que contiene glándulas sebáceas. Debes de limpiar tus pestañas en profundidad todos los días, eliminar cualquier resto de maquillaje o suciedad. La función de las pestañas es muy importante ya que protegen los ojos de objetos externos que puedan entrar y dañar el globo ocular y además filtran la luz del sol para evitar la irritación del ojo. Cumplen una función tanto protectora del ojo como estética. Unos ojos llamativos con largas pestañas son un signo de belleza y se asocian a un mayor atractivo, confianza y autoestima, principalmente en la mujer.

Para cuidar tus pestañas debes eliminar el maquillaje con mucho cuidado y cada noche. Dejar las pestañas con la máscara toda la noche las puede dañar. Si se usa una máscara resistente al agua es preferible que el desmaquillante sea específico para éste, generalmente son en base de aceite.  Lo ideal es usar un algodón y con cuidado, sin presión, ir eliminando la máscara repitiendo todas las veces necesarias hasta eliminar completamente la máscara.

Es importante hidratar las pestañas y cejas al menos una vez a la semana. Muchos textos aconsejan utilizar directamente vaselina, que puedes mezclar con vitamina E. Un exceso de grasa en las pestañas puede provocar enrojecimiento e inflamación por la mañana.